EDUCAR EN EL ARTE

En tiempos remotos el arte era visto desde otras expectativas más tradicionales, en términos educativos; se acostumbraba a actividades de mesa, monótonas y desfasadas de las teorías que en algún momento aportaron grandes técnicas a esta ciencia. Actualmente y en el tiempo de confinamiento quizás la mayoría de las personas han denotado una necesidad en el aprendizaje, teniendo en cuenta que no se puede practicar el área como hace unos meses atrás. 

Indudablemente, la Educación Artística tiene una finalidad estética y comunicativa, a través del arte se genera un espacio de conocimiento e interpretación de la cultura, lo que permite que, en este caso, los maestros y los estudiantes desarrollen un pensamiento crítico para la construcción de una identidad social..

De esta manera, el arte evoluciona y compromete a la transformación de la realidad a través de la música, artes escénicas, visuales, dibujo, teatro, literatura, cine, fotografía y otras alternativas, acercan al niño a la interacción, la lúdica, modificando a través de la experimentación la parte emocional y los procesos de aprendizaje se hacen más amenos e interesantes, por ello la importancia de impulsar y trabajar la Educación Artística.

Hoy en día con la virtualidad existen varias técnicas que se pueden manejar por medio de los videos, enlaces o las fotografías junto con los padres de familia como parte importante también en este proceso de enseñanza y aprendizaje. Por ejemplo, el juego que desarrolla la diferenciación perceptiva, el aumento de la autoestima, las manualidades que ayudan al desarrollo integral en todas las edades, las actividades sensoriales que generan la apreciación de colores, formas, experiencias y acciones significativas. 

El arte permite en los estudiantes conocer sus emociones, sus sensibilidades, las habilidades e incrementar el nivel de imaginación. Refuerza la calidad en el niño y la niña, aumenta el entusiasmo, la percepción del entorno y genera flexibilidad de pensamiento, seguridad y autonomía, estimula las destrezas cognitivas y facilita la capacidad de desenvolverse en ámbitos sociales, desarrollando la empatía y la tolerancia. Por lo tanto, educar en el arte es una de las áreas que más se deben tener en cuenta, aunque para algunos sea vista como “extras”, sobre todo en estos tiempos difíciles, en donde lo esencial radica en mantener la motivación activa.

Maestra: Jessica Dayany Leal Ortega

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *